Datos de Contacto

Hermandad de Ntra. Sra. de la Antigua de Manjavacas
Ctra. Mota del Cuervo a Las Mesas, km. 6
16630 Mota del Cuervo
Cuenca
Volver atrás

Llevada de la Virgen

Imagen de Historia
De mañana, las Misas que se celebran en la Parroquia son muy concurridas, es el día que se llevan a la Virgen y hay que despedirse de la Madre de Manjavacas.
Es día de prisas, pues todo se hace corriendo, como es él llevar corriendo a la Imagen de la Virgen desde el pueblo a su ermita. Nadie como al mediodía, tiene que ser antes o después, ya que cuando el sol llega a su cenit, en esa hora punta, cuando los rayos del sol son más inmensos y fuertes, a las dos del día, con el repique de campanas se inicia la procesión de "llevada" de la Virgen. En procesión llega la imagen al "pocillo" - punto de llegada y despedida- Allí con el ceremonial de costumbre se procede a tapar a la Imagen para el camino, la Imagen es despojada de sus atuendos de procesión para ponerle los del viaje: corona, ramo, potencias y bola del Niño, manto, cordón. Es un rito, de expectación por parte del pueblo, se van poniendo los diversos objetos a la Imagen que son acompañados de los vivas, gritados por las voces dulces, femeninas, que se quedaron con los diversos Oficios de la Virgen para este año.

Inmediatamente la Imagen es izada sobre los hombros de estos bravos mozos anderos - con los vivas fuertes y varoniles- que emprenden la veloz carrera en dirección de la ermita, pasan rápidos los distintos parajes, se cantan los minutos a la llevada siempre se tardan unos minutos más que a la Traída. Es una hora verdaderamente interspectiva, ¿Cuándo se puso esta hora de "Llevada" ¿Qué motivaciones tuvieron nuestros mayores?.

No podemos dar una respuesta adecuada y lógica.

Se llega al Hito - punto de salida y llegada- tanto a la "Traída" como a la "Llevada", han sido unos treinta y cinco o treinta y siete minutos, casi siempre tres minutos más que a la Traída. Respirando todos, bajo un sol impresionante, sudorosos, una vez cambiados los objetos de la Virgen, se procede a recorrer en procesión los 700 metros que quedan para pasar a la ermita.

En la Casa de la Virgen, su ermita, nuestra ermita, como culminación de unas fiestas marianas, se canta la Salve "en latín" - usos y costumbres- así lo aprendimos de nuestros abuelos, es una despedida llena de gratitud de todo el pueblo que ha sentido la protección de la Virgen mientras ha estado en la Parroquia.

Los anderos son obsequiados con unos kilos de carne a la caldereta, mientras cuentan las incidencias del camino y quienes han sido los que han dado el mayor apretón en la veloz carrera.

Una vez puesta la Imagen en el camarín, comienzan las despedidas familiares o en privado, para terminar este hermoso día, en una merienda familiar o de amigos, junto a las cepas de la vid, viendo el fruto en sazón, y un horizonte de esta nuestra Mancha, que no se toca porque siempre está más allá, como la verdadera amistad, cuanto más se comunica más profunda es. Se termina el día con los invitados o amigos.